Reinicio de operaciones de la planta de urea proyecta ingresos de hasta $us 22 millones por mes

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó este viernes que reanudará operaciones en la Planta de Amoniaco y Urea (PAU) en los próximos días, y que la misma se torna en un pilar importante para la reactivación económica del país, ya que proyecta ingresos de hasta $us 22 millones al mes por la venta de urea y la generación de empleos directos e indirectos.

“Estamos produciendo 1.470 toneladas de urea por día con la planta al 70 por ciento de su capacidad de producción; por lo tanto, hasta fines de septiembre se estima producir 44.000 toneladas y, por el precio de la urea, se proyecta unos 22 millones de dólares de generación de ingresos para el país”, precisó Henry Lapaca, gerente de Industrialización de la estatal petrolera.

De esa producción, un 7% se destinará al mercado interno y el porcentaje restante al mercado externo.

“Antes de la paralización de la PAU ya habíamos logrado reemplazar las importaciones a Bolivia de este fertilizante con producción propia. Considerando el tiempo que la planta dejó de operar, ahora el desafío es desplazar las importaciones del mercado local y recuperar los mercados internacionales que se habían consolidado”, enfatizó Gabriela Delgadillo, gerente de Productos Derivados e Industrializados de YPFB.

El complejo industrial petroquímico, ubicado en Cochabamba, reanudará actividades tras un año y nueve meses de paralización a causa de daños en equipos de punta por parte de personal no calificado, durante el gobierno inconstitucional de Jeanine Áñez, señala un reporte de prensa de YPFB.

En la actualidad, el precio internacional de la urea y su importación es de $us 800 por tonelada, lo que encarece costos para quienes se dedican al agro. Uno de los beneficios tangibles de la producción de urea en Bolivia se sentirá en el bolsillo de los productores agropecuarios, quienes se beneficiarán con precios más bajos.

La expectativa es grande, e instituciones como la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), el sector cañero, distribuidores, agroindustriales, pequeños y medianos productores, entre otros, manifestaron su interés de adquirir urea a YPFB, detalla el informe.

“Otorgamos al agricultor boliviano mejores precios para sus cultivos y así se incentiva a que la demanda crezca porque tenemos un equipo de ingenieros agrónomos que hacen actividad de campo y diferentes capacitaciones, estudios y formas óptimas de usar este producto en los cultivos. Todo esto permite que el agricultor boliviano adquiera hábitos en el consumo del producto”, agregó Delgadillo.

Por otra parte, el Gerente de Industrialización de YPFB puntualizó que Bolivia gana con la generación de empleos ya que en la planta trabajan casi 500 personas, de las cuales, 240 fueron recontratadas tras haber sido despedidas durante la pasada administración y que se ocupa el 90% de mano de obra y profesionales nacionales.

“La reactivación de la PAU consolida fuentes de trabajo directas, genera movimiento económico y además empleo indirecto”, destacó.

Respecto al mercado externo, Bolivia ya exportaba el producto a cinco países. Pese a que se perdió la credibilidad en los mercados ganados tras la paralización de la PAU, se trabaja para recuperarlos y, para este objetivo, la excelente calidad del producto es una de las grandes ventajas sobre otros fertilizantes.

“Ya tenemos 10.000 toneladas de urea adjudicadas al mercado de Brasil y el contrato de esta venta está en proceso de firma. Se adjudicó este lote a una empresa brasileña que ya era cliente. Hay muchas empresas bastante interesadas”, dijo la gerente Delgadillo.

Para lo que resta de 2021, hay una estimación de venta de urea de hasta 150.000 toneladas, de esa cantidad, se comercializarán 25.000 toneladas en Bolivia y 125.000 toneladas en el mercado externo, lo que refuerza la labor para que Bolivia y su economía se fortalezcan, concluye en reporte.

Fuente: ABI

Visto 38 veces

Oficina OFEP

Edif. Casa Grande del Pueblo - Piso 15

La Paz - Bolivia

Telf. Central: +591 (2) 212 9517
Fax: +591 (2) 212 1376 (int 99)